Km. 76.

Sigo cruzándome con bañistas cargando bolsas, toallas, zapatillas, libros… vienen de la Colonia de Sant Jordi. Empiezo con las explicaciones. Buscando una respuesta definitiva, corta y que me convenza, hoy doy más importancia a que, envolviendo la isla con un hilo, convertiré la isla en un capullo de seda gigante. Definitivamente, cocoon suena mejor en inglés. Antes de partir, lo hice, indagar cómo fue que capullo se convirtió en insulto. Según el diccionario “secreto” de Camilo José Cela, significa tonto, necio, inexperto, prepucio, glande y coño. En la reseña encontré una frase inquietante, la escribe Gonzalo Fernández de Oviedo en el año 1851 en su “Historia general y natural de las Indias”: “los guiriguiris traen atado el capullo con un hilo”. Junto al hilo y al capullo (término que vincula con prepucio) menciona a los guiris, un combinado que hoy encaja a la perfección. El autor se refería a los indios que vivían dentro del agua, sobre palafitos, en la laguna de Maracaibo (Venezuela). No llevaban ropa…

Anuncios
Esta entrada se publicó el julio 5, 2007 en 8:40 pm y se archivó dentro de Quinta Jornada. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: