Km. 78.

 Los zaptitos esperan a que su dueña regrese. Me viene a la cabeza un cuento cuya protagonista pasaba las noches sin dormir porque, una vez que se calzaba las zapatillas rojas, comenzaba a bailar de forma imparable. Me asomo a la barandilla (que da al mar) pero no encuentro su rastro. “Quizá se haya hecho espuma, al fin y al cabo, el 70% del ser humano es agua”, le digo a mi mojón amarillo. Todos los seres vivos de este planeta tienen en común esas minúsculas partículas. Venimos del azul. Uhm, mis pensamientos proceden, pues, del agua. Mmmm, ¿quién observa a quién?. Quizás sea el universo subatómico quien siga nuestros pasos… Mi acompañante amarillo no abre la boca y yo invento que agotada, la niña se lanzó al mar y, sabiendo que las zapatillas acechaban en la orilla, decidió bailar descalza sobre las olas.

Anuncios
Esta entrada se publicó el julio 5, 2007 en 8:15 pm y se archivó dentro de Quinta Jornada. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: