Km. 81.

Me he parado a tomar una jarra de cerveza con limón al lado del puerto de Campos, consciente de que es un regalo del que me acordaré todo el día. No diría que he encontrado veraneantes felices, apenas he oído risas, aunque tampoco diría que sufren. Fundamentalmente beben, comen, duermen y se mojan, eso es lo que puedo decir. Como el agua y el aceite, apenas compartimos actos pero tampoco diría que yo río, ni que sufro (aunque arda y tenga sed y me pese la mochila). ¿Por qué el turismo de sol y playa sigue convenciendo a tantas personas?. Desde que nació la idea (tras la II Guerra Mundial),la máquina da dinero, se reinventa, se recicla, cada vez más rápido, hoy piscinas grandes, mañana con toboganes, al otro con masajes…

Anuncios
Esta entrada se publicó el julio 5, 2007 en 8:00 pm y se archivó dentro de Quinta Jornada. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: