Km. 63.

Primero me encontré con sus bicicletas, luego aparecieron tras las rocas, animados por mi voz. Son Coloma y Enrique, vecinos de S’Estalella. Aprovechando que Coloma va a revolver entre las bicis,  Enrique me cuenta que es una de las tres socias que sacaron a la luz la intención de crear un puerto deportivo en S’Estanyol.  Por lo visto, la dirección del club aseguraba que crecería en una decena de amarres y Coloma descubrió que en realidad planeaban hacer 638 (más del doble del número actual). Junto con otros miembros del club náutico, tuvo que confrontarse durante años a 76 juicios. Todos los ganaron. El proceso fue largo, agotador, fueron expulsados del club… pero al final han conseguido paralizar las obras (por el momento), ser readmitidos  e incluso recibir una indemnización. Acaba de aparecer ante mí un nuevo tipo de seres comprometidos: los que, cada día, hacen posible que la tierra respire por estos poros que ahora braman bajo mis pies.

Anuncios
Esta entrada se publicó el julio 4, 2008 en 3:15 pm y se archivó dentro de Cuarta Jornada. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: