Km.17.

 Existe un tipo de ser humano en el que nunca había pensado como “modelo de conducta”: el turista. No vota, está de paso, se instala voluntariamente en el olvido, elige vivir al margen de la realidad. Son caricaturas humanas, cromos intercambiables. Uno de ellos es el prototipo del “guiri alemán”: capaz de emborracharse a media mañana y dormir la mona sin protección alguna bajo el sol, de ahí su característica piel de color rojo. En la foto, una muestra. Sabía también que pasaría por los aledaños de la calle dedicada a la cerveza, que me toparía con una gran pantalla de vídeo en uno de los laterales del paseo, que me ensordecería la música amplificada y que mi hilo se rompería una y mil veces en medio del bullicio. Fotografio un capullo de seda aquí, donde toca, sobre un cubo de basura y junto a una botella vacía, y un guirialemán salta de la hamaca y, a medio camino entre el agredido y el agresor, duda si aplastarlo con el dedo o posar para la foto. Finalmente, optó por lo segundo.…

Anuncios
Esta entrada se publicó el julio 1, 2011 en 7:15 pm y se archivó dentro de Primera jornada. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: