Km. 4.

Realizo cada fotografía con rigurosidad científica: primero marco con el GPS el punto en el que mis pies han alcanzado un nuevo kilómetro, luego sitúo allí un minúsculo mojón de seda amarillo y para terminar fotografío el lugar. Documento lo que ocurre al margen de la belleza o la noticia. No tengo voluntad, no intervengo más que lo imprescindible. Camino y marco, sorteando condiciones, abrazando el azar. Las barreras urbanísticas, los muros, las obras son fluctuaciones en mi exácto recorrido. El km 4 coincide con el reloj de sol del paseo marítimo y celebro la coincidencia porque un reloj de sol es capaz de medir el paso del tiempo a pesar de que su precisión esté condicionada por los imponderables. Definitivamente, mi mojón de seda puede ser una unidad métrica.

Anuncios
Esta entrada se publicó el julio 1, 2011 en 10:30 pm y se archivó dentro de Primera jornada. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: